A Performer´s Guide to Renaissance Music

En este post me gustaría enseñaros este magnífico libro:

A performers guide (1)

Puede que a alguno le eche para atrás que esté escrito en inglés pero no hace falta tener un nivel altísimo del idioma para disfrutarlo. Está escrito por varios autores de una forma bastante didáctica y sin ser farragoso en absoluto, lo que ayuda a terminarnos cualquier capítulo sin que nos demos cuenta.

Ahora bien, ¿qué nos aporta? Esta guía está estructurada en siete secciones:

  • Interpretación vocal/coral
  • Instrumentos de viento, cuerda y percusión
  • Continuo e instrumentación
  • Práctica interpretativa con explicación de los temperamentos, afinación, ornamentación…
  • Aspectos teóricos de la música renacentista
  • ¡Danza renacentista!
  • Y finaliza con una sección para directores

Reconozco que inicialmente lo compré por la sección dedicada al laúd escrita por Paul O´Dette y los capítulos de afinación, temperamentos y teoría musical renacentista. Pero ya digo, eso fue al principio; en cuanto echas un vistazo a cualquier otro capítulo surgen ideas muy estimulantes.

En mi caso, he encontrado que la primera parte de música vocal con sus aclaraciones sobre técnica, uso del vibrato, ornamentación… han servido para abrirme nuevas perspectivas. Algo parecido me ocurrió cuando leí los capítulos sobre la flauta, violín y arpa.

A performers guide (2)

La única “pega” que le puedo poner es ser demasiado breve y escueto en algunas ocasiones. Si alguien lo compra esperando un método de laúd, canto o violín, que sepa que no lo va a encontrar aquí, pero es que me parece obvio que no es esa su intención. Primero porque es un libro de 460 páginas para abordar muchísimos temas y supongo que asume que la mayoría de lectores van a llegar a él porque ya están tocando algún instrumento; podrán resolver las dudas que salgan con un profesor o simplemente investigando un poco más por su cuenta.

En definitiva, un libro que engloba muchísimos aspectos y nos ayuda a entender mejor la música del periodo, darnos cuenta de la riqueza que tenía y expandir nuestros conocimientos. Aquellos interesados pueden encontrarlo en Amazon.

 

 

 

Afinación

Quizás uno de los aspectos más difíciles al comenzar con este tipo de instrumentos es la afinación. Afinar es la técnica que empleamos para dar a cada cuerda la tensión apropiada (y por tanto al pulsarla conseguimos que emita una frecuencia concreta).

Lo primero que llamará la atención es que las clavijas y su orificio del clavijero son de madera, sin ningún mecanismo sofisticado de engranajes de por medio.

P1090483a

El contacto entre ambas superficies debe producir la suficiente fricción para:

  1. Asegurar un deslizamiento apropiado y un ajuste fino durante la afinación.
  2. Asegurar una fricción suficientemente intensa como para que la cuerda no se desenrolle una vez conseguida la afinación deseada.

Durante la afinación se va a producir este fenómeno: un ajuste de la tensión de la cuerda para conseguir la frecuencia que deseamos. Pero ojo, no podemos aplicar la tensión que nos dé la gana. Demasiada tensión y la cuerda se romperá o, en el peor de los casos, podemos dañar la tapa o incluso arrancar el puente; demasiada poca tensión y la cuerda sonará sin cuerpo, fofa.

Y no olvido que tanto un exceso como un defecto de tensión inevitablemente conducen a mayores dificultades a la hora de tocar el instrumento. Hablo de dificultad y no de imposibilidad puesto que la técnica se puede ajustar para dicha eventualidad (hasta cierto punto).

Suponiendo que tengo mis trastes ajustados a un temperamento concreto (hablaré de esto posteriormente), mi profesor me hizo las siguientes recomendaciones:

  • Dada la naturaleza de las cuerdas que usamos, muy sensibles a los cambios de presión, afinar el instrumento usando como tope el tercer traste. Los trastes 5º y 7º se usarán como corroboración posterior o para ajustarlos.
  • Por lo difícil que es un ajuste fino con las clavijas, los movimientos que realicemos con estas han de ser más bien rápidos y fluidos. Para ello las debemos tener bien lubricadas.
  • Acostumbrarnos desde el principio a usar nuestro oído escuchando bien los batimentos que se producen, detectando el primer y segundo armónicos (la octava y la quinta) y aprendiendo a detectar cuando dos cuerdas están al unísono o en octava pura.
  • Los intervalos más importantes, porque son los que ante cualquier mínima desviación se detectan inmediatamente como desafinados, son el unísono y la octava. Especial cuidado con ellos.

Usaré como ejemplo un laúd en sol de seis órdenes, al unísono los tres primeros (G4, D4, A3) y octavados del cuarto al sexto (F3 y F4, C3 y C4, G2 y G3).

Órdenes del laúd

  1. Con nuestro diapasón en La afinamos una cuerda del tercer orden (A3). Podemos hacerlo apoyando el diapasón en el puente o acercándolo a nuestro oído. Hay que tener en cuenta que si tenemos un diapasón en La 440 (A4) la cuerda va a vibrar una octava por debajo. Podemos saber cuándo está afinada si golpeamos y apoyamos el diapasón en el puente, pues la cuerda se pondrá a vibrar.
  2. Una vez afinada nos olvidamos del diapasón, usaremos la cuerda afinada para ajustar su compañera del tercer orden. Si sabemos que el instrumento está solo ligeramente desafinado, al tocar ambas cuerdas se escucharán batimentos muy lentos, en ese caso aflojamos la cuerda para tener un buen margen de movimiento en la clavija. Tocamos ambas cuerdas a la vez e inmediatamente con un movimiento rápido de la clavija la movemos hasta que se escuche una única cuerda, que es el momento donde sabremos que están afinadas al unísono (ver ejemplo al final de página).
  3. Ahora pulsamos el tercer traste del tercer orden (sería un C4) y con este afinamos la octava del quinto orden. Tocamos el tercer orden, lo escuchamos con atención e imaginamos que sigue sonando en nuestra cabeza, entonces pulsamos la octava del quinto orden y con un rápido movimiento lo llevamos a ese sonido de referencia.
  4. Comprobamos que el C4 del quinto orden y del tercer orden en tercer traste estén al unísono. Entonces ajustamos el C3 del quinto orden con respecto a su octava. Solo hay que pulsar ambas cuerdas del quinto orden y ajustarlas hasta que suene una octava pura (da la impresión de que la cuerda octavada se funde en el sonido de la cuerda grave).
  5. Ahora pulsamos el segundo traste del quinto orden. En su cuerda octavada será un D4, justo el segundo orden al aire. Afinamos uno respecto al otro.
  6. Seguimos con el tercer traste del segundo orden (F4) y lo ajustamos con la octava del cuarto orden al aire (también F4). Una vez hecho, ajustamos el F3 del cuarto orden con respecto a su octava.
  7. Y terminamos con los órdenes 1º y 6º. Pulsando el segundo traste del cuarto orden obtenemos un G3 que coincide con el G3 de la octava del sexto orden al aire. Se afinan una respecto a la otra como el paso 3.  Luego afinamos el sexto orden y por último el primer orden respecto al sexto.

Dejo este resumen visual por si pudiera ser de utilidad:

afinacion del laud

Pongo un ejemplo de afinación de un unísono, en concreto del cuarto orden de mi vihuela (F3). En este audio he pretendido mostrar qué se oye a medida que nos acercamos a tener ambas cuerdas afinadas. Al principio está casi afinado, luego lo he desafinado y me he ido aproximando otra vez lentamente para que se escuchen bien los batimentos y la sonoridad que se produce. Al final se perciben ambas cuerdas como una sola y se pueden escuchar con cierta claridad los dos primeros armónicos.

No puedo dejar de decir que, por supuesto, soy todo oídos ante otros métodos de afinación.

Dúos de Fuenllana (IX y X)

Con este post termino mi transcripción de los dúos contenidos en el primer libro del Orphenica lyra de Miguel de Fuenllana.

Duos 9 y 10 (portada)

La transcripción del noveno dúo me ha gustado especialmente puesto que ya pasamos de obras intabuladas a una obra compuesta especialmente para la vihuela. Me resulta evocador pensar que con esta pieza Fuenllana nos quisiera mostrar que no solo la música vocal es apta de ser trasladada a la vihuela, sino que la vihuela es capaz de producir efectos parecidos con composiciones originales.

Sea como sea, se trata de una pieza muy interesante.

El último del primer libro es una intabulación del Fecit potentiam del Magnificat tertii toni de Cristobal de Morales. Esta vez sí he sido capaz de encontrar la fuente vocal gracias a la web de Nancho Álvarez, obsérvense las voces del bassus y altus I.

 

Dúos de Fuenllana (VII y VIII)

En este post voy a mostrar mi transcripción de dichos dúos del primer libro del Orphenica Lyra.

Orphenica Lyra 7 y 8

Tal como el propio Fuenllana indica en su introducción, esta colección de dúos está pensada para el principiante (entre los que me incluyo). Lo llamativo es que, a mi entender, no son piezas fáciles y eso me hace pensar en lo qué se consideraba un principiante por aquel entonces, quizás alguien que no partía exactamente de cero.

Y es que no se trata solo de acertar las notas, situación bastante compleja cuando la mano izquierda ha de apoyarse suavemente en ambas cuerdas de un orden sin rozar ninguno de los órdenes adyacentes, sino que ha de comprenderse su estructura polifónica y darle sentido musical. Me recuerda a los estudios de Chopin solo que en este caso Fuenllana no parece hacer hincapié en ningún aspecto técnico concreto en cada obra, sino más bien entrenar al intérprete en las texturas a dos voces para pasar luego a polifonía más compleja. Es un lazo inseparable entre música y técnica, donde la segunda va imbuida en la primera.

Los dúos séptimo y octavo son dos Fecit potentiam:

Fecit potentiam in brachio suo: dispersit superbos mente cordis sui.

Él hizo proezas con su brazo: dispersó a los soberbios de corazón.

El primero es una intabulación de un Magnificat de Francisco Guerrero:

  • Mi transcripción. Dadas las dificultades que tuve con los compases 14-17, recomiendo que cada cual eche un vistazo a la tablatura original.
  • Tablatura original.
  • Interpretación por Valéry Sauvage al laúd de los tres Fecit potentiam correspondientes a los dúos séptimo a noveno.

El segundo es otra intabulación de un Magnificat, esta vez de Josquin:

Me hubiera gustado añadir las fuentes vocales originales, pero lamentablemente parece ser que ambas obras han de considerarse perdidas. En la magnífica web de Nancho Álvarez, donde está su obra casi completa, no he identificado ningún Magnificat que case con el dúo de Fuenllana. En cuanto a la pieza de Josquin, tal como podéis ver en este enlace, se trata de un Magnificat quarti toni perdido.

 

Laúd renacentista de 7 órdenes de Nicolas Petit

Este instrumento ha sido una adquisición relativamente reciente y de la que estoy francamente satisfecho.

De cómo conocí a Nicolas Petit es una historia curiosa, de esas idas y venidas que suele dar uno en este mundo de la música antigua. Andaba buscando un laúd renacentista de 7 órdenes y que tuviera unas características concretas de tensión y construcción, que fuera fácil de tocar y no se me fuera demasiado de precio. También que los plazos de entrega no fueran demasiado largos, ya que tenía muchísimas ganas de estudiar el repertorio de laúd en su instrumento (hasta este momento estudiaba todo en la vihuela).

A través de los vídeos de Valéry Sauvage, que podéis ver en Youtube, escuché los instrumentos de Didier Jarny. Tras ponerme en contacto con este luthier, me dijo que no hablaba bien inglés y que no le hacía mucha gracia enviar sus instrumentos, que prefería entregarlos en mano. Como no podía ir hasta su taller, me recomendó a un alumno suyo, Nicolas Petit, que sabía que sí los enviaba.

Y así fue.

El trato con Nicolas ha sido un placer, y su forma de trabajar eficiente y rápida. En menos de dos meses tenía mi nuevo laúd en casa.

Laud Petit 1

Laúd Petit 3

 

El instrumento es muy bonito visualmente y suena aun mejor. Tiene una sonoridad rica y con muchísima dinámica, además de estar muy bien ajustado lo que hace que sea fácil de tocar.

De 59 cm de longitud vibrante, vino encordado en nylon y entorchados Savarez, pero lo cambié a Nylgut con los nuevos bajos CD comprados a David Morales de Cuerdas Pulsadas. ¿El motivo? Para mi gusto era demasiado chillón, con un timbre que no me parecía del todo agradable. Con las cuerdas nuevas ha ganado en carácter y cuerpo, y todavía tengo ganas de probar qué pasaría si encordase la prima en tripa.

Laud Petit 2Laud Petit 6Laud Petit 5

 

Tal como se puede apreciar en la siguiente foto, he colocado un tastino en el 4º y 5º órdenes. Actualmente lo tengo en temperamento mesotónico con la 5ª a 698 cents.

Laud Petit 7Laud Petit 4

 

La cinta que uso la compré a Nora Casado en La Rossignol, modelo Francesco Corbetta.

Laúd Petit 9Laúd Petit 8

Dúos de Fuenllana (V y VI)

Continúo con mis transcripciones para vihuela en sol de los dúos de Fuenllana.

El quinto dúo, contrapunto sobre el tiple deste villancico, bien podría estar junto al cuarto ya que se trata de una elaboración de Fuenllana sobre la voz superior del Si amores me han de matar, tal como puede apreciarse:

Duo de flecha y contrapunto

El sexto dúo es una intabulación del Suscepit Israel de un Magnificat de Francisco Guerrero. Compositor de vida interesante donde las haya además de ser uno de los más importantes del renacimiento español, al volver de Tierra Santa tuvo la desdicha de ser capturado por piratas. Tras el pago del rescate, continuó con la composición y conoció la cárcel al ser incapaz de saldar sus deudas; deudas que saldaría posteriormente el cabildo de la Catedral de Sevilla en agradecimiento por sus servicios. Nos dejó una obra impresionante y extensa, con maravillas como esta:

He sido incapaz de encontrar la fuente vocal original en la que se basó Fuenllana, así que el criterio que he seguido, dado que no soy músico profesional, es elegir aquello que más me ha gustado al tocarlo a la vihuela.

Vihuela de estudio de Asier de Benito

Llevo algún tiempo queriendo presentar en mi blog este magnífico instrumento que adquirí de Asier de Benito.

P1090476a

Se trata de una vihuela modelo de estudio con 60 cm de longitud vibrante (afinada en sol, la 440 Hz), aros y fondo de nogal, tapa de pinoabeto, mástil de cedro y diapasón de palosanto de la India.

P1090470a

P1090479a

P1090486a

P1090483a

Aparte del trato excelente que he recibido de Asier (cuya web podéis visitar aquí), he de destacar que se trata de un instrumento muy bien construido, con un sonido cálido y rico y gran facilidad de toque. Encuentro especialmente cómoda la construcción del puente, que me permite ajustar mejor la distancia entre cuerdas del mismo orden.

P1090474a

Como se puede observar, la tengo encordada en Nylgut; usando para los órdenes 5º y 6º los Loaded Basses CD de Aquila Corde comprados a David Morales, propietario de Cuerdas Pulsadas.

P1090394a

Uso una cinta modelo Vincenzo Capirola comprada a Nora Casado en La Rossignol. Es muy fácil de ajustar, cómoda al tocar y sujeta perfectamente el instrumento.

P1090482a